Paris, de Vila-Matas

Paris não tem fim
 
 
Primeira página
 
"Fui a Key West, Florida, y me inscribí en la edición de este año del tradicional concurso de dobles del escritor Ernest Hemingway. La competición tuvo lugar en el Sloppy Joe's, el bar favorito del escritor cuando vivía en Cayo Hueso, en el extremo sur de Florida. No es necesario decir que presentarse a ese concurso - repleto de hombres robustos, de mediana edad y con poblada barba canosa, idénticos todos a Hemingway, idénticos incluso en su vertiente más estúpida - es una experiencia única. 

Yo llevo no sé ya cuántos años bebiendo y engordando y creyendo - en contra de la opinión de mi mujer y mis amigos - que cada vez me parezco más físicamente a mi ídolo de juventud, a Hemingway. Como nadie me ha dado nunca la razón en esto y yo tengo un carácter más bien fuerte, quise darles una lección a todos y, provisto de una barba postiza - que pensé que mejoraría mi parecido con Hemingway - me presenté este verano al concurso.

Debo decir que hice un ridículo espantoso. Y es que fui a Key West, concursé y quedé el último o, mejor dicho, fui descalificado, y lo peor de todo es que no me apartaron de la competición porque hubieran descubierto la barba postiza -que no la descubrieron-, sino por mi "absoluta falta de parecido físico con Heminway"."
 
 
 
© Enrique Vila-Matas (Paris não tem fim / Cosac Naify, Brasil 2007)
publicado por ardotempo às 19:51 | Adicionar